A fuerza de ser sincero, cuando contacté con Javier Barroeta no sabía que me iba a encontrar, la razón de hacerlo no fue otra que una foto en Instagram en la que compartía su labor en sastrería masculina, que picó mi curiosidad.

Yo conocía a Javier Barroeta por que ejerce en Bilbao y por ser un referente en la alta costura femenina, con una trayectoria profesional larga y un reconocimiento importante. Por ello me resultó estimulante conocer la razón por la que había decidido embarcarse en este proyecto y por eso me puse manos a la obra para profundizar en ello.

Concertamos una cita y me recibió muy amable en su taller, que es también escuela, donde realiza su trabajo de alta costura y forma a los futuros profesionales. Allí estuvimos un buen rato compartiendo nuestros puntos de vista, principalmente sobre sastrería masculina, ya que de la costura femenina soy un absoluto ignorante.

En una persona como Javier con su bagaje profesional, me sorprendió su decisión de lanzar este nuevo proyecto y su interés por conocer los entresijos del sector que aunque le es muy cercano, le apetecía explorar. Ya había realizado prendas para hombre con anterioridad pero con este proyecto pretendía apostar por un nueva visión de la sastrería masculina, así como por formar futuros profesionales.

Volvimos a reunirnos en varias ocasiones, hasta que fuimos centrando el modo en él se desarrollaría el encargo. A mí me apetecía conocer cómo iba a afrontar un proyecto de sastrería artesanal masculina, un profesional de alta costura femenina, porque siempre se achacan entre ellos, que el modo de trabajar de unos y otros es diferente.

Le dedicamos, como a mí me gusta, tiempo a ir ahondando en el proyecto que tenía en mente y logramos un magnifico entendimiento.

Como siempre, yo fui con los dibujos que había preparado desarrollando  las ideas que tenía para este proyecto. Sería una chaqueta sport multiuso en tartán azul y verde que según se combinara de un modo u otro, me permitiría tener un look convencional o totalmente informal.

Con estas ideas Javier puso en marcha la máquina creativa de su casa y en unos días estuvo en disposición de hacerme una serie de propuestas, a partir de las que ponernos a desarrollar el encargo.

Este modo de trabajar del sector femenino, siempre lo había echado en falta en el mundo de la sastrería, en el que los clientes debemos ir con las ideas claras ya que en general, los sastres ejecutan magníficamente su trabajo pero no se recibe de ellos un asesoramiento estético creativo. Tal vez por falta de tiempo para llegar a todo o a decir verdad, porque en la mayoría de los casos lo clientes solo demandan lo de siempre, con escasas licencias a la creatividad, que no van mas allá de un tejido, una solapita o la posición de los bolsillos.

Decididos sobre el concepto, chaqueta cruzada 6×2 con poca estructura, quedaban pequeños detalles como la forma de los bolsillos, solapas y espalda.

Los bolsillos serían de parche con esquinas matadas y fuelle central. Colocaríamos el tejido en diagonal para marcar la forma del bolsillo sobre el tartán.

Para el cuello opté por uno de tipo chal como se monta para los smokings con ancho generoso, me pareció que provocaba un efecto diferenciador.

 

Finalmente para la parte trasera buscando algún detalle diferente, me decanté por una espalda con costadillos tipo chaqué, que daba un efecto de prenda absolutamente artesanal y personalizada.

En el interior quería algo divertido. Ya sabéis que siempre busco forros que tengan algo especial y en esta ocasión decidí aunar mis dos pasiones los coches clásicos y la sastrería, en color crudo.

El resultado final ha sido muy satisfactorio, tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto personal, que es algo que valoro mucho. Javier se volcó en proponerme múltiples opciones que fuimos puliendo hasta encontrar la chaqueta que me gustara a mí y que tuviera su sello personal.

Magnífico trabajo, un gran descubrimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.